23 ago. 2012


Jorge Barbarin: "La gente todavía me recuerda el gol del Camp Nou"



Jorge Barbarin será siempre recordado por ser el hombre que marcó el gol del Numancia en el Camp Nou. No hace falta decir más, pues todo el mundo se acuerda de esa eliminatoria de la Copa del Rey de 1996 en la que un modesto equipo de Segunda B puso contra las cuerdas a todo un Barcelona. 12 años después, con la Liga deparando un Numancia-Barça en la primera jornada, hablamos con el héroe del equipo soriano.

Tras el Numancia, con el que ascendió de Segunda B hasta Primera, Barbarin jugó en el Leganés, el Burgos, el Ferrol, el Huesca y el Logroñés al más alto nivel. El año pasado se retiró en el Izarra de Tercera División, donde ya entrenaba a un equipo juvenil. La próxima campaña, mientras el Numancia se pasee por Primera, Barbarin será el técnico del Arenas de Ayegui de su Navarra natal, en categoría Preferente.

Sin embargo, pase lo que pase Barbarin será 'el del gol en el Camp Nou'. "Es así", reconoce. "La gente me lo recuerda, los compañeros incluso, me piden el partido para verlo... Sobre todo en Soria, donde tras cinco años tengo muchos amigos, la gente lo tiene muy presente", añade. Dice que ha visto el gol bastantes veces ("está en Youtube", señala) y guarda aquella camiseta. "La tengo en casa. El club me la pidió para el décimo aniversario de aquella fecha", cuenta.

Una jugada inolvidable

El propio Barbarin nos cuenta cómo fue aquel gol. "Era un saque de banda de ellos. La cortó Vedia, me la pasó Alfonso y me encontré solo delante de Busquets. Lo recorté y tiré a puerta por debajo de Ferrer. El balón entró llorando, pero entró", dice. Casi todo el país estaba con el Numancia esos días y Barbarin se convirtió en la imagen del equipo que casi asalta al Barça. En la ida en Los Pajaritos empataron a dos, y en el de vuelta, en el imponente coliseum azulgrana, el Numancia se adelantó con gol de Barbarin, aunque el encuentro acabó 3-1 y el Barça pasó. 

Fue el primer paso para que el Numancia dejase de ser un club semiprofesional a lo que es hoy. "Desde aquella eliminatoria todo cambió. Llegó el campo nuevo, que fue muy importante, y el Numancia creció. Antes hacía demasiado frío para ir a vernos al campo viejo, pero todo se profesionalizó desde ese día", acaba.

FUENTE: MARCA.COM